viernes, 23 de agosto de 2013

La realidad de la educación peruana en la actualidad.

Los modelos educativos en Latinoamérica son imitativos, tratan de hacer copia fiel de modelos educativos extranjeros que actualmente no tienen un buen nivel educativo. Para resolver los problemas educativos de un país, dependen de 4 factores:
a)  El gobierno
b)  La escuela
c)   La familia
d)  La sociedad.

El gobierno. Sabemos que el gobierno, a través del Ministerio de Educación, es quien dirige, organiza y administra el sistema educativo peruano. El MINEDU es la responsable política de administrar nuestra educación, basados en el documento oficial llamado el “Diseño Curricular Nacional”.
El Perú pasa por una crisis educativa en los últimos años, esto se ve reflejado en el examen PISA realizado para comparar el nivel educativo de todos los países. La crisis educativa peruana se debe a diversas causas como son; falta de inversión pública para la educación, falta de decisión política por parte del gobierno para ofrecer una educación de calidad a los niños, y sobre todo, el mayor problema que enfrenta la educación peruana es la voluble política a la que se tiene que someter la educación cada vez que hay nuevos gobernantes.
Como ejemplo debo mencionar lo siguiente, en el último año de la administración de Alberto Fujimori, el plan curricular cambió drásticamente el plan curricular, todas las asignaturas dejaron su independencia para unirse en aéreas curriculares. Por ejemplo, las asignaturas como Filosofía, Psicología, Economía Política se conformaron en el área de Persona, Familia y Relaciones Humanas, nombre, que a mi criterio, es muy tonto porque no tiene nada que ver con los propósitos que tenían los cursos de Filosofía y Psicología. Otros cursos como Química, Física y Ciencias Naturales también fueron unidos en el área de Ciencia, Tecnología y Ambiente. Lo que antes era Lenguaje y Literatura actualmente es el área de Comunicación; Matemática, Historia, Ingles, Computación,  Arte y Religión siguen manteniendo su independencia.
Este cambio y agrupamiento de los cursos por áreas ha traído consecuencia para los educandos, debido a que al terminar su secundaria y al enfrentarse a la vida universitaria, tienen problemas para conceptualizar sobre Filosofía, Psicología, Química, Física, solo por mencionar algunos.
En el gobierno de Alejandro Toledo, se cambió de igual forma las reglas de juego, impulsando su nuevo Diseño Curricular Nacional.
Alan García en su segundo mandato no se quedó atrás y promulgó su Ley de la Carrera Publica Magisterial, además, extendió las horas académicas. Es decir, si antes los alumnos de secundaria estudiaban de 8 am hasta la 1 pm, las clases se extendían hasta las 3:30 pm. Esta medida fue tomada con el argumento, no comprobado, que los estudiantes mientras más horas de clase tenían más aprendizajes obtenían, lo cual es absurdo desde cualquier punto de vista. El plan para extender las horas académicas es antipedagógico, darle más horas a los estudiantes no garantizan el desarrollo de su nivel académico, lejos de contribuir a la educación peruana, lo único que consigue darle más horas a los alumnos es aburrirlos, cambiarles su horario de almuerzo y sobre todo causarle estrés y cansancio para los niños y adolescentes. La medida copiada de modelos extranjeros, por el gobierno de Alan García, no tiene ningún sustento pedagógico en nuestra realidad, que garantice mejoras educativas para nuestros niños.
En el gobierno de Ollanta, el que actualmente vivimos, como era de esperarse también hace de la política educativa un juego de ajedrez con vendas en los ojos. Ollanta derogó la Ley de la Carrera Publica Magisterial para imponer su nueva ley denominada “Ley de la Reforma Magisterial”, es decir, cada gobierno hace del sistema educativo como si fuera un bebé en pañales sin dejarlo crecer, en vez de cambiar solo lo que está mal y continuar con lo que está dando resultados.       

Las escuelas. Nuestras escuelas lo único que hagan cambiado a través de los años es su denominación, hace 50 años se llamaban Gran Unidad Escolar, Centro Educativo, y ahora Institución Educativa. Pregunto, ¿Cambiarle la denominación a los colegios mejora el rol de las escuelas?
Aparte, está la necesidad de capacitar a los docentes, nuevos y viejos, a un nuevo modelo avanzado, desarrollado, que logre los objetivos que realmente se desee, formar seres humanos.
Por desgracia, los profesores con más años de servicio se niegan a las capacitaciones por estar acostumbrados a la educación tradicional, la conductista, la educación vertical, la imperativa. Son opositores a un cambio que vaya acorde a la nueva era científica, tecnología y humanista.
La educación tiene que ser científica para que los alumnos conozcan sobre la realidad, el mundo que les rodea, resuelvan sus problemas con la razón y la lógica.
Tecnológica, porque los docentes deben emplear todos los medios tecnológicos para que los alumnos puedan adquirir con más facilidad los aprendizajes esperados, contar con videos ilustrativos, uso de diapositivas, juegos educativos virtuales, conferencias virtuales, participar en foros de discusión, utilizar bibliotecas virtuales, etc. El uso de las TICs es una gran herramienta pedagógica y didáctica, tanto para el docente como para los alumnos, porque permite a los alumnos contar con los conocimientos filosóficos y epistemológicos que se actualizan constantemente.
La educación debe ser humanista porque no se está instruyendo ni dando órdenes literales a un  robot, los alumnos no son animales para entrenarlos, no son esclavos para que sean intimidados por amenazas por parte de los profesores tradicionales. El fin primordial de la educación es formar personas civilizadas con valores y principios, formar seres humanos llenos de sentimientos y afectos para que respeten a la sociedad y se respeten a sí mismos. Pero esto no podremos lograrlo si el docente no toma al alumno en su integridad y no como un simple receptor mecánico de conocimientos, si no toma el afecto como un gran factor para el aprendizaje. Para conocer su historia, descubrir su mundo interior, y ellos conozcan y descubran el nuestro. La educación debe ser humanista para que el alumno logre su autonomía, resuelva problemas con asertividad y pueda interrelacionarse pacíficamente con la sociedad, exigiendo el respeto de sus derechos, respete los derechos de los demás y que sea un ciudadano responsable con sus obligaciones.

La Familia. Toma un rol importante en la sociedad, la educación siempre ha empezado desde casa. En muchos casos los padres de familia no han culminado sus estudios primarios, secundarios o puedan ser personas analfabetas, pero eso no los exime de sus obligaciones en la educación de sus hijos. Son los padres, los abuelos, los tíos; son quienes  deben inculcarles las primeras enseñanzas ¿Cuáles? Los valores, sus derechos y sus deberes.
Es lamentable saber que en lugares de nuestra sierra, los padres casan a sus hijas a una edad prematura para liberarse de su responsabilidad, y a los hijos mayores los retiran del colegio para obligarlos a trabajar en el campo con el pretexto que en los colegios no se aprende nada. Esta idiosincrasia en muchos campesinos debe cambiar, el estado tiene el deber de persuadirlos, a través de los organismos correspondientes como el MINEDU o la Defensoría del Pueblo, para que los padres de las comunidades campesinas apoyen a sus hijos para que se eduquen.
La educación domestica es la base y un complemento de la educación formal, si los padres de familia no apoyan a sus hijos, sus hijos abandonarán las escuelas para refugiarse en las calles donde recibirán una educación negativa con antivalores, con una percepción inequívoca de la realidad. Estaríamos perdiendo a futuras generaciones.

La sociedad. La sociedad es un conjunto de personas que habitan en una misma zona geográfica que comparten la misma cultura pero aun así somos un grupo heterogéneo, porque tenemos diferentes vidas, diferentes costumbres, diferentes carreras, diferentes oficios, y por lo tanto diferentes maneras de pensar. En nuestra sociedad convivimos con personas que no tienen educación profesional, pero entre los que somos profesionales, hay quienes son abogados, médicos, ingenieros, etc. y muchos de nosotros somos docentes. Aun así, se ha podido ver el poco interés que tiene la sociedad por la educación del país, esto se ve reflejado en el menosprecio que tiene la sociedad por la docencia. Muchos hemos escuchado a los padres cuando le dicen a sus hijos que quieren postular a la universidad, ¿Para qué vas a postular a educación? ¿Quieres morir de hambre? ¡Esa no es una carrera, estudia medicina o derecho ¡
La sociedad no entiende que muchos adolescentes, la mayoría, postulan a una determinada carrera por varios motivos, por  influencia de sus padres, porque sus padres tienen la misma profesión, porque saben muy bien que su carrera es muy bien remunerada en el mercado laboral o porque quiere aparentar ante la sociedad que es médico, abogado o un prospero ingeniero.
En el Perú, cuando le dices a alguien “soy profesor” es como si le estuvieras diciendo que eres carpintero, albañil o campesino, no te toman en cuenta, aun con los propios colegas. Entre abogados se apoyan, entre médicos se celebran, entre ingenieros se saludan, pero lo triste es que entre docentes existe la envidia, el desaire, la antipatía, la indiferencia y otros conflictos. Porque muchos de ellos, tontamente, piensan que estás compitiendo contra ellos. Por desgracia, no existe la unión, la solidaridad ni la confraternidad entre maestros.
En lo personal, tengo el orgullo de ser profesor de Filosofía y Psicología, nadie me obligó a ser profesor, y me formé en la docencia sabiendo lo poco que un maestro podía percibir en su salario, aun así sigo en mi lucha diaria con mis alumnos porque amo lo que hago.

Lo que no se debe hacer en la educación.

Existen muchos errores que el sistema educativo, los colegios y los docentes que cometemos, solo por mencionar algunos:
Las clases verticales, donde el docente es quien manda y si el alumno no responde se le castiga, y no toman en cuenta la participación y la opinión crítica de los alumnos.
Los premios, no se debe premiar a los alumnos con resoluciones, diplomas o estrellitas para los que estudian mucho u obtienen los primeros 3 puestos. Esto lo único que ocasiona es la competencia, la desigualdad y la marginación de los alumnos que tienen problemas de aprendizaje, o tienen problemas para aprender por culpa de traumas ocasionados en el hogar o en la misma escuela.
La educación católica, el Perú al firmar el concordato con el vaticano, está obligando a los niños a estudiar el área de Educación Religiosa, lo que va en contra de la Constitución Política del Estado, donde la ley determina el respeto a la libre creencia. La educación peruana no respeta ni toma en cuenta que muchos de sus niños son evangélicos, musulmanes, o de cualquier otra religión e incluso ateos. Si un niño no estudia esta área no puede aprobar el año escolar, lo cual vulnera sus derechos a su propio credo. Por otro lado, la educación religiosa no contribuye en nada en la formación de los niños, solo en obligarlos a que piensen igual como la mayoría de los creyentes.
El extenso horario escolar. Esta comprobado que obligar a los estudiantes a las horas de estudios, llegar a su casa a las 4 de la tarde, recién almorzar y ponerse hacer su tarea y luego descansar un rato en la noche y dormir hasta el día siguiente con la misma rutina, es someterlo a la depresión y al estrés, las largas horas de estudio en las aulas con un recreo de 30 min no significa aumento de su conocimiento.

Conclusión.

Viendo el documental “La educación prohibida” puedo ver que la educación latinoamericana no ha cambiado mucho desde que los españoles nos heredaron su educación escolástica.
Aun seguimos con la educación tradicional donde los niños no son el centro de la educación, tenemos una educación donde se piensa que la letra con sangre entra como vemos en las noticias.
El Perú tiene mucho que cambiar para tener un sistema educativo mucho más eficiente, como cambiar su curricular, capacitar a los docentes, darles mejores incentivos económicos, mejorar su infraestructura, implementar de nuevas tecnologías para el uso de los docentes y alumnos, brindar las mejores herramientas educativas para un mejor desempeño laboral del docente, contar con asesoramiento psicopedagógico en favor de los alumnos. Por último, el estado debe resolver el problema de la desnutrición crónica de los niños en los lugares menos atendido por el estado.     
El docente tiene la mitad de la culpa del problema en la educación, debe ejercer una educación totalmente constructivista para que los alumnos diseñen, organicen y construyan su propio aprendizaje tomando en cuenta sus necesidades, el docente debe ser un guía, un asesor que ayude a los alumnos a superar obstáculos, también debe tomar en cuenta el afecto, las buenas relaciones maestro-alumno para comprender su mundo y hacerlo mejor ser humano.  

3 comentarios:

  1. Muy bien en los alcances que das ha cerca de la realidad en la educación peruana,solo quiero agrear la diferencia que hay entre un médico, ingeniero, abogado es que los postulantes piensan en estas carreras antes de ingresar a estudiar.,para la docencia los postulantes lo piensan en el momento de inscribirse ¡aunque sea para profesor! La mayoría de profesores no cumple con dar de sí mismo lo que debería. Son muy pocos los profesores de vocación lo que se dedican con amor a su trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Muy intersante y comparto tu punto de vista, disculpa si parezco insolente pero me agradaría saber tus fuentes.

    ResponderEliminar
  3. Al abordar el tema de una educación humanista, necesariamente se habla de las asignaturas de Filosofía, psicología, economía política, geopolítica y las historias, tanto nacionales y universales. si ahora ya no se desarrollan la mayoría de estas asignaturas, entonces en el Perú ya no se brinda una educación humanista, sino un entrenamiento como si nuestra juventud fueran animalitos que desde luego realizan algo pero, sin reflexionar sobre las causas y consecuencias de sus actos. Pero ojo, todo ello, en el Perú no es casual, sinó mas bien, está muy bien pensado por los ideólogos que defienden a los magnates que se consideran únicos dueños del mundo y de la gran parte de la humanidad, que para ellos es un simple recurso.

    ResponderEliminar