viernes, 16 de agosto de 2013

Libre

Hoy quiero ser libre
para encerrarme en tu cárcel
porque afuera vivo en una prisión sin rejas
donde la soledad es mi juez y mi verdugo.
Quiero entrar en ti
encadenado en tus brazos,
vigilado por tu mirada tierna.

Afuera me siento suelto y perdido.
No encuentro luces ni caminos,
solo sueños y esperanzas
de que me tomes a mí
como tu prisionero a pedazos o entero.
Busco mi libertad en tu intimidad,
en tus cuatro paredes quiero estar
porque quiero saber todo de ti
lo que no sé y lo que no debo saber,
conocer tus sueños y secretos.

Lejos de tu sombra
no me significa libertad,
respiro tristeza y soledad.
Yo no me sentiría preso en tu bastilla,
sería libre para amarte de mil formas.
Me dan ganas de romper tus candados,
entrar en tu mundo;
soldar tus puertas y ventanas
para que la felicidad no se escape.
Quiero encerrarme contigo
en un cumulo de besos y lujurias,
libremos este amor loco y apasionado.
Rompamos nuestras cadenas
que esclavizan y nos reprimen.
Atémonos en nuestras manos
para que la felicidad nazca libre
entre tú y yo, y nadie más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario